12 de octubre de 2017

Entrevista radiofonica


Entrevista en Radio nacional de España en el programa 
Gente Despierta en la madrugada del 10 de octubre de 2017. Editado.




24 de septiembre de 2017

SÍ al referéndum en Catalunya para poder votar NO (errores de izquierda, III)

El movimiento independentista nos divide

Si algo hemos aprendido del procés es que ha conseguido dividir profundamente a la sociedad catalana y a la española, y mucho más ha conseguido dividir, una y otra vez, a la izquierda. El tema “Cataluña” está tan manido que aburre a la mayoría. Por lo que la división sobre el tema en España es muy relativa. Pero la división y la crispación dentro de Cataluña es evidente y se ha acentuado durante el proceso hacia el 1 de Octubre.

En el resto de España era necesario el debate. De hecho, dejando aparte que la mitad de los españoles están más preocupados por los resultados de la liga que por los del procés, la otra mitad se divide a su vez entre los que piensan que los catalanes tienen derecho a decidir y los que piensan que, si algo hay que decidir, debe de ser entre todos los españoles. Que es tanto como defender que para que en un matrimonio se dé un divorcio los dos deben de estar de acuerdo. De hecho así ocurría en muchos países hasta hace décadas: si el marido no quería no “concedía” el divorcio a la mujer. Parece que lo mismo quieren muchos españoles.

En todas las encuestas la mayoría de los catalanes se muestran a favor del derecho a celebrar un referéndum, sistemáticamente entre un 70 y un 80% son favorables al derecho a decidir. Pero sobre qué votarían en esa hipotética consulta los resultados son muy ajustados y rondan el 50%. Esta es una de las características diferenciadoras del proceso catalán: no conozco ningún caso en la historia del mundo en que una zona de un país haya conseguido la independencia con un respaldo tan exiguo. 

La izquierda más transformadora ha acertado desde hace tiempo en solicitar una consulta, oficial y pactada para que tenga validez. A pesar de lo cual históricamente no se pone de acuerdo en qué voto pediría después, o al menos ha tenido posiciones ambiguas.
Izquierda Unida (EUiA en Catalunya) e Iniciativa Per Catalunya (IC) han estado oficialmente siempre a favor de una España federal y que se pudiera celebrar un referendo. Sin embargo se han ido desangrando con independentistas en los dos partidos. Y sus direcciones no han dejado claras sus posiciones. Lo que ha dado lugar a broncas internas y que algunos dirigentes y cuadros se declararan independentistas, y han ido abandonando estos partidos. Lo muy sorprendente es que aún hoy haya miembros de estos partidos que digan que quieren votar el 1 de Octubre y que votarán sí a la independencia. No sé qué hacen en estos partidos y no se van ya ¿Están esperando su mejor momento para hacer el más daño posible a la izquierda?
A Podemos le ha pasado casi lo mismo y a los comunes (de Ada Colau)  tres cuartos. La mayoría de los dirigentes de estas formaciones siguen diciendo que “no somos independentistas pero queremos que el pueblo catalán pueda votar”, lo cual está muy bien y muy claro. Pero cuando se les pregunta: ¿qué votarán si se celebrara un referéndum oficial? Se van por las ramas. Que si “yo no tengo que decir lo que la gente tiene que votar...”, que sí ya se verá en ese hipotético caso, que “cada uno decidirá en conciencia”... y cosas por el estilo. Por favor, no te están preguntando lo que tiene que hacer la gente, te están preguntando qué postura tiene tu partido ante un tema fundamental. Ante un tema transcendental, de primera línea en Catalunya ¿cómo se puede estar aún sin una postura al respecto? 

¿Tan difícil es decir, alto y claro:

AL REFERÉNDUM EN CATALUÑA PARA PODER VOTAR NO A LA INDEPENDENCIA?
Para poder defender una España federal con reconocimiento explícito de Cataluña como nación al igual que otras nacionalidades.

Y el resto de la izquierda ¿qué opina?
Brevemente, ya que se han publicado cientos de artículos sobre el tema. Por un lado tenemos al PSOE que se ha alineado, desde siempre, con el nacionalismo españolista. Con un PSC que ha ido a su bola durante muchos años y que le ha ocurrido al igual que lo citado anteriormente: se le han ido del partido los más independentistas o nacionalistas catalanes. Solo en los últimos años ha tratado de unificar posturas y, copiando a IU, ha pasado a defender una España federal. Pero no lo concreta y además se ha manifestado reiteradamente contra el derecho a decidir del pueblo catalán.

En los últimos meses el nuevo Pedro Sánchez 2.0 ha planteado que Catalunya es una nación y se debe reconocer como tal en la Constitución (a Susana le faltó tiempo para decir que si fuera así Andalucía también). Y solo en los últimos días el PSOE está haciendo una aproximación desesperada a una tercera vía para decir que, si se desconvoca el referéndum no oficial del 1 de octubre, están por reformar la Constitución y negociar nuevas prerrogativas o reconocimientos explícitos para Catalunya. Y el PP casi dice lo mismo, que aquí el que no corre vuela.

El intento del PSOE por separarse del PP es a la desesperada y un tanto patético. El negar el derecho a decidir del pueblo catalán es una responsabilidad histórica: el PSOE no puede seguir negándolo por sus problemas internos y por sus reaccionarios barones/as.

Puede haber situaciones violentas a la vez que ridículas, tanto como detener a gente por imprimir papeletas o carteles, que ya se ha dado, y si se producen situaciones más violentas y negativas para todos la responsabilidad del bloque PP-PSOE-Cs es brutal. El PSOE sabe que no puede seguir defendiendo el nacionalismo españolista y a un gobierno corrupto si no se quiere suicidar. Solo le falta convencer a los suyos o romper con ellos.


Y, finalmente, están los que, desde una radicalidad simplista, argumentan que “seguimos en el franquismo” o que el neofranquismo morirá el 1 de octubre. Están los que dicen que, porque se haya detenido durante unos días a una docena de personas en Cataluya, vivimos en una dictadura o que nunca hemos salido de ella... Y llaman a la desobediencia y a proclamar la república. Digo yo que o son muy jóvenes o nunca han salido de España, porque si viajaran compararían y verían el tipo de democracias, dictablandas y dictaduras, puras y duras, de las de verdad, que las tenemos a pocos kilómetros de aquí.

Sobre el mismo tema, ver también:
http://tomasalberich.blogspot.com.es/2017/07/la-independencia-como-tactica.html

7 de septiembre de 2017

Errores de izquierda (II)


Avances en la democracia interna de los partidos. Lentos sí, pero engaños no por favor

Todos y cada uno de los partidos políticos pregonan que son los más democráticos y que tienen los sistemas más transparentes y más avanzados de democracia interna. Tanto es así que es difícil saber quién empezó con el sistema de primarias, del que casi todos se reclaman como iniciadores (salvo el PP), o con las consultas internas para decidir los temas importantes.

Sí sabemos que desde 2011 el movimiento 15M puso encima de la mesa el debate sobre la democracia participativa y crítica a la organización interna jerárquica de las organizaciones. Y que Podemos, como IU después, recogieron el “espíritu 15M”, reivindicativo asambleario. Habrá que ver si además del espíritu recogieron también algo del cuerpo. También señalar que han tenido que pasar seis años para que, por primera vez, un Secretario General del PSOE hablara positivamente del movimiento 15M (hace apenas un par de meses).

El caso de las consultas internas a toda la afiliación (y/o a simpatizantes) es de especial transcendencia. En la primavera del pasado año 2016, Podemos tenía que decidir su voto respecto a la candidatura de Pedro Sánchez para la investidura. Recordemos que PSOE y Ciudadanos llegaron a un acuerdo y rompieron las negociaciones con Podemos y el resto de fuerzas políticas parlamentarias de izquierdas (IU, Compromís, etc.). El candidato a Presidente era Pedro Sánchez. No entramos a juzgar aquí quien tuvo más o menos responsabilidad en esa ruptura, pero el hecho es que PSOE y Ciudadanos firmaron un acuerdo para la investidura e invitaron a los demás a sumarse. Es decir votar sí o, al menos, abstenerse, sobre el candidato del PSOE a la Presidencia. 


Podemos decidió preguntar a toda su “afiliación” sobre el tema. Lo ponemos entre comillas porque Podemos no tiene realmente afiliación, son “adscritos y adscritas”: personas que se han dado de alta en una página web, que es el censo oficial que utiliza el partido. No tienen que pagar una cuota, ni tener otros compromisos con el nuevo partido. Después lo han ido puliendo con el censo de “adscritos activos”.

El caso es que el debate público, en la calle, estaba en que, una vez rotas las negociaciones entre las fuerzas de izquierda, los parlamentarios de Podemos y el resto ¿qué tenían que votar? Si decidían votar NO significaba casi con seguridad ir a unas nuevas elecciones, como así ocurrió. Si se abstenían permitirían un gobierno de PSOE con Ciudadanos, desalojando al PP. Pero cuando Podemos pregunta a “sus bases” no les hace esta pregunta.

La consulta tuvo dos preguntas. La primera: "¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez?". La segunda: "¿Estás de acuerdo con la propuesta de Gobierno de cambio que defienden Podemos-En Comú-En Marea?". Se pregunta si desean un gobierno de Psoe-Cs o de Podemos y confluencias. Es decir se preguntaba en definitiva a la afiliación que si quieres que gobiernen otros o los de tu organización. La respuesta parece evidente ¿no? Pero no se dice que esta segunda opción (que gobiernen los míos) no tenía ninguna viabilidad, puesto que PSOE y Ciudadanos ya habían dicho que no.

No se pregunta lo esencial. Que habría ocurrido si se hubiera preguntado, por ejemplo: ¿desea usted que se desaloje al PP del Gobierno mediante la abstención de Podemos en la votación de investidura a Presidente con el candidato del PSOE?. O, tratando a la afiliación como a adultos, y preguntando directamente cual debería ser el voto del grupo parlamentario (sí, no o abstención).

Aun así en la campaña, y por si quedaba alguna duda “El líder de Podemos ha recordado que tanto él como el resto de la dirección del partido y del grupo parlamentario Podemos-En Comú-En Marea se han posicionado contra el acuerdo Sánchez-Rivera y contra la opción de que Podemos se abstenga” http://www.eldiario.es/politica/Pablo-Iglesias_0_503249861.html

Pero aún se puede ser más rocambolesco en las preguntas y lo hemos visto en la consulta de hace unas semanas sobre si Podemos debía apoyar al PSOE en Castilla La Mancha y entrar en el gobierno regional. Esta es la pregunta que se sometió a consulta: "¿Crees que Podemos-CLM debería votar sí a los Presupuestos si con un acuerdo de gobierno se garantiza la puesta en marcha y el control de políticas propias como la Renta Garantizada o el Plan de Garantías Ciudadanas?"

Recuerda a la triste pregunta sobre la OTAN. En este caso se preguntaron dos cosas por el mismo precio. Una parte de la organización defendía que, si se estaban tratando varias cosas, se deberían de hacer dos preguntas: 1, si se apoyaba a los Presupuestos y, segunda, si se quería entrar en el gobierno. Ya que se puede estar a favor de votar sí a unos presupuestos pactados pero eso no implica querer gobernar.

La dirección de Podemos decidió mezclarlo todo en la pregunta citada. Consiguió un 78% de respuestas a favor.

Pero ¿cuantos votaron y cuantos estaban apuntados hace dos años? La duda en estos casos es si se piensa que la gente es tonta. Incluso aunque una parte vote mayoritariamente lo que la dirección quiere ¿realmente piensan que las bases no se están dando cuenta de nada? Luego decimos que hay que gente que se desanima y deja de votar.
Estos procesos revelan que la dirección del partido no se fía de lo que pueda opinar su afiliación. Pero entonces ¿para qué se le pregunta? Ampliar la democracia interna es imprescindible si queremos partidos y sindicatos amplios, que se afilie gente nueva, joven y preparada... Pero para esto hay que hacerlo de forma honrada y clara.

Otros procesos

El grito que más se escuchó en Vista Alegre II (la Asamblea congresual de Podemos) fue: “unidad”, y así se repitió también desde la mesa de dirección de la Asamblea. Pero al poco, Iñigo Errejón es quitado no solo de la secretaría política sino también de portavoz parlamentario. La imagen bicéfala de Pablo-Iñigo que había funcionado bien, complementándose mutuamente y que se había transmitido públicamente hasta ese momento, desapareció. Las voces críticas han quedado marginadas. Aunque a Iñigo Errejón se le promete apoyar para que sea el candidato a la Comunidad de Madrid, como premio de consolación. Lo cierto es que el grupo parlamentario ha perdido a un magnífico portavoz. Errejón representa a la gente más moderada y menos ideologizada de la organización, imprescindible para crecer electoralmente, al menos por el lado derecho.

Esto no es una crítica a la nueva Portavoz, Irene Montero que, entre otras virtudes, tiene la de contestar a los periodistas “a lo Rajoy”, y hace bien: ustedes pregúntenme lo que quieran que yo les responderé sobre lo que me da la gana. Que me preguntan otra vez lo mismo, les vuelvo a responder igual. Me preguntan sobre las peleas en Podemos yo les respondo que lo que hay que hacer es parar los desahucios, que me preguntan sobre la disputa Pablo-Errejón yo les vuelvo a decir que lo preocupante son los desahucios y la corrupción... Eso es lo que hay que hacer ante unos periodistas que lo único que quieren es carnaza, periodismo de cartera (que piensa con) o peor, periodismo de estómago y de vísceras... o de revista del “corazón”.

Pero Irene, entre otros defectos, tiene uno fundamental para ser portavoz. Habla casi siempre enfadada, como gritando para dar más énfasis a lo que dice. En cualquier caso se podía haber buscado una renovación más equilibrada, sin marginar a Iñigo.

Pero hay otros errores más de fondo y más transcendentales. Ligados a la estructura de la nueva organización. Comentaremos solo uno más. Podemos, como decíamos, quiso recoger el espíritu del 15M y se reivindica como uno de sus descendientes. De hecho su programa recoge la mayoría de las aspiraciones del movimiento social. Pero hay uno en que se diferencia radicalmente: el 15M reivindicaba la horizontalidad y la asamblea como organización básica. De hecho el 15M se pasó de asambleario, no creando estructura organizativa que le permitiera continuidad. Podemos parece que se pasa en el sentido contrario. Se estructura jerárquicamente y, a cada discrepancia interna, vemos como la dirección se impone. Incluso en las disputas con sus comisiones de garantías internas.
Por su puesto no es lo mismo un movimiento social que un partido que se presenta a las elecciones. Pero, para empezar ¿había necesidad de nombrar secretarios generales en todos y cada uno de los niveles de la organización y con muy amplísimas competencias? ¿No se dan cuenta que el flamante Secretario General de cada pueblo, de cada barrio, en cuanto es nombrado, ya se cree que es jefe de algo?

28 de agosto de 2017

Errores de izquierda (I de III)

(I) Qué es el PP y por qué hay que censurarle.
(II) Avances en la democracia interna de los partidos. Lentos sí, engaños no por favor
(III) Llamazares y los 3 magic kings (Gaspar, Baltasar y Federico?).

Bernard Cohen (1963): "la prensa no tiene mucho éxito en decir a la gente qué tiene que pensar pero si sobre qué temas tiene que pensar"... así la agenda informativa establece la agenda pública o ciudadana, el marco (framing) sobre los temas que hay que pensar y discutir. Eso era en los años sesenta, ahora ya es mucho más.

La derecha no comete errores, los mata
Por eso podemos hablar con tranquilidad y de forma constructiva de los errores de la izquierda política, porque ya vemos a cada poco que la derecha no comete errores, simplemente los elimina, los mata o los suicida.
Por supuesto cualquier error que se comente púbicamente será utilizado en contra de la fuerza política aludida, pero es imprescindible el decir, señalar los errores, para que no se cometan de nuevo o, al menos, para que se reflexione, se discutan. Imprescindible para avanzar hacia una sociedad más democrática.
La izquierda tiene por delante una ingente tarea de reconstrucción de la democracia de este país y de nuestro Estado. Lastrado por décadas de corrupción, de bipartidismo paralizante y de partitocracia. La tarea no la puede llevar a cabo solo la izquierda política, de los partidos políticos, saldrá adelante si es objetivo de casi toda la sociedad, contando con los movimientos políticos y sociales progresistas en todas sus formas, con los sindicatos, etc. Es el 90% el que desea estos cambios, no el 99: a uno de cada diez españoles les va muy, muy bien con el Gobierno y el sistema actual, al menos económicamente. En las encuestas CIS siempre hay un porcentaje significativo que así contestan.

Pero es evidente que, dentro de esto que podemos denominar como “mayoría por el cambio”, por una mejor y más amplia democracia (los citados anteriormente), tiene una responsabilidad primordial la actual izquierda parlamentaria e institucional. No se si “principal” pero sí al menos esencial.
Y ahí es donde podemos ver, analizar, lo que se ha hecho y lo que se está haciendo y aportar algo a los debates.
Empezando por Podemos, de entrada hay que decir que la nueva fuerza política nacida en 2014, realizó, en apenas dos años, lo que no consiguió Izquierda Unida en tres décadas: cambiar el panorama político en España, cambiar “el tablero de ajedrez”, el campo de juego, no solo algunas piezas significativas, enterrando el bipartidismo y abriendo nuevas posibilidades democráticas. No hace falta extenderse en ello, ya lo hemos hecho en otras ocasiones. El bipartidismo es un lastre para cualquier democracia, aquí no está muerto, pero sí bastante enterrado o debilitado. Digamos que es el semisótano sobre el que aún se asienta el edificio constitucional del 78.
Tampoco hace falta extenderse sobre los aciertos de IU, sus heroicidades y sus travesías del desierto. No hace falta jurar delante del muro todas las bondades y aciertos de la izquierda más a la izquierda, para luego poder empezar a criticar y aportar algo nuevo, los errores considerados más significativos. Seamos maduros y pasemos a lo esencial.
De la lista de temas, empezamos casi por el final, por el que se puede considerar una conclusión al ser lo más importante, lo más esencial en la actual coyuntura concreta. Después iremos diseccionando, desmenuzando aspectos más parciales o complementarios.
En el análisis de la situación política en 2017 hay un asunto principal: decidir si estamos frente a un Gobierno simplemente de derechas o incluso, como se ha dicho siempre, que el PP unifica buena parte de la derecha dura y de la ultraderecha españolista. O, sin embargo, si estamos ante lo anterior pero dirigido, o al menos organizado en parte sustancial, por una estructura política criminal, con el objetivo último de enriquecerse, de ganar dinero y de mantenerse en el poder de forma ilícita.
Esto es esencial. Si estamos solo ante el primer caso, en resumen un partido político “muy conservador”, la izquierda más transformadora querrá crear un bloque de cambio entorno a sus principios e ideales y hacerse hegemónico, para conseguir ganar las elecciones. Para esto puede tardar más años o menos. Pero no le queda más remedio, no hay atajos para conseguir una mayoría social y de votantes, para llegar a gobernar, siempre que las otras fuerzas políticas esencialmente “jueguen limpio”. Pondrá el acento en los cambios económico-políticos necesarios y en los ejemplos de buenas prácticas, lo pone cada día como positivos allá donde ya se está gobernando, que es en la mayoría de las grandes ciudades. La política de alianzas, que es fundamental, se ceñirá a las fuerzas más afines o al menos cercanas.
Pero si estamos en el segundo caso, es decir dentro del Partido Popular tenemos una estructura que se ha organizado para delinquir, para robar con y desde las instituciones públicas, la situación es diferente. Lo anterior puede sonar muy fuerte pero ahí están los hechos. Y no es que lo diga yo, lo han dicho al menos dos jueces en autos judiciales aún abiertos. Tienen a cientos de encausados por corrupción, algunos, ya bastantes, en prisión. Lo mismo que se ha sentenciado anteriormente en el caso de CiU. Además en el PP tenemos destrucción de pruebas, sobornos, etc. con una amplia trama empresarial que le apoya y se beneficia directamente. Eso no quita para recordar que seguro que también hay miles de honrados afiliados que siempre le defenderán, porque defiende sus intereses económicos e ideas conservadoras, ultracatólicas, etc.
Si esta es la situación, las fuerzas de izquierdas no pueden esperar para, paso a paso, conseguir la mayoría social. Tendrán que buscar el pacto con cualquier otra fuerza u organización política no corrupta, que al menos desee desalojar a esta banda del poder. Específicamente con Ciudadanos y el resto de fuerzas, es decir los nacionalistas.
Y ahí vienen los errores: no se puede defender las dos cosas a la vez, porque son contradictorias en los hechos concretos. Por ejemplo en el discurso sobre Ciudadanos. Si estamos en el segundo escenario no se les puede tratar como si fueran una parte más del PP, no se puede decir que “ya nadie en este país se cree que Ciudadanos sea algo diferente al PP”, como han dicho dirigentes de Podemos. Porque es mentira. No se les puede demonizar. Esto lo que hace es restar credibilidad a quien lo dice.
Si hablamos de clases sociales, y por tanto de política económica, se puede esquematizar, explicando que PP y Ciudadanos defienden básicamente lo mismo, al igual que otras fuerzas, como los nacionalistas de “centro” (PNV, PdCat, Coalición Canaria,...). Pero todas son necesarias si el objetivo urgente en estos momentos es desalojar al PP del Gobierno, para iniciar un proceso de regeneración democrática.
Aquí también se ha producido, además de la contradicción citada, otros errores tácticos. Si presentas mociones de censura es porque estás en el segundo escenario: tratar de aunar a todos para desalojar al PP de los gobiernos. Pero no para “echarlos de las instituciones” como ha dicho Podemos. El PP debe seguir en las instituciones pero en la oposición. Confundir las instituciones democráticas con los gobiernos ha sido otro error. Plantear la movilización y moción de censura justo antes de que el PSOE eligiera a su nuevo Secretario General dio la impresión de que Podemos lo que tenía por urgente era pillar al PSOE con el pie cambiado, sin dirección, no que se quisiera regenerar la democracia. Así utilizaron ese error todos los medios de comunicación, en contra, no solo de Podemos si no que arrastró en su error a IU y a todas las confluencias.
Presentar simultáneamente otra moción de censura en la Comunidad de Madrid, con candidata a la Presidencia de una persona desconocida, sin conseguir sumar a nadie, ni a ninguna organización política ni social importante, que ni siquiera apoyaron las movilizaciones pro moción de censura, han sido otros errores evidentes de los últimos meses. Esta moción ha pasado desapercibida para la opinión pública y publicada ¿No hubiera sido más inteligente sentarse, al menos en Madrid, a negociar con PSOE y Ciudadanos una moción conjunta, presentando de candidato a un independiente o al portavoz del Psoe?

10 de julio de 2017

LA INDEPENDENCIA COMO TÁCTICA

Independence Day!", clamaba un exultante Nigel Farage, el líder del partido eurófobo UKIP. Farage ha hablado de la "victoria de la gente real, normal, decente" mucho antes de que se conocieran los datos definitivos. Al parecer, ni los más acérrimos euro-escépticos contaban con el éxito del Brexit. Este 2016 se produjo el segundo referéndum sobre la pertenencia que se celebró el jueves 23 de junio, y que arrojó un resultado favorable a la salida de la Unión Europea con casi un 52 % de los votos, frente a un 48 % que abogó por la permanencia. El resultado no fue uniforme en todo el Reino Unido, votándose a favor de la salida en Inglaterra y Gales, mientras que Escocia, Irlanda del Norte y el territorio de Gibraltar votaron por la permanencia.
Entre las consecuencias inmediatas que se produjeron se encontraba el anuncio del entonces primer ministro británico, David Cameron, quien estuvo a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión, de dimitir antes del siguiente congreso nacional del Partido Conservador, previsto para el 2 de octubre de 2016.

Las siglas (UKIP) significan Partido de Independencia del Reino Unido desde luego no deja lugar a dudas sobre los objetivos finales de este partido, está claro, conseguir la independencia del Reino Unido de la Unión Europea, con este objetivo fue fundado en 1993 y una vez conseguido este fin pues ya hemos visto, el Partido de Independencia del Reino Unido (UKIP) ha sido uno de los más castigados en las elecciones anticipadas celebradas recientemente en el Reino Unido, al quedarse sin representación parlamentaria y perder porcentaje de voto. Como ha dicho el líder del partido Paúl Nuttall la formación populista de derechas, principal abanderada durante años del "Brexit" o salida del Reino Unido de la UE, ha sido "víctima de su propio éxito". Señaló además que la formación entrará ahora en un proceso de elecciones internas para escoger al próximo líder, con la meta de "redefinir" los objetivos políticos de cara al congreso anual de después del verano. "Debe empezar una nueva era”.
UKIP, que bajo su antiguo dirigente, Nigel Farage, ayudó a asegurar la salida del Reino Unido de la UE, ha sido crecientemente percibido como irrelevante a lo largo de la campaña electoral, con muchos de sus votantes abandonando al partido. Dos semanas después del referéndum, Farage anunció que se hacía a un lado como líder de UKIP  “Mi propósito en política era sacar a Reino Unido de la UE, es imposible que consiga nada más”.
En el último año el UKIP ha afrontado repetidas deserciones en favor del Partido Conservador. Mark Reckless, uno de los pesos pesados de la formación, anunció hace dos meses que regresaba a los tories, ya que UKIP había cumplido su “objetivo principal”. Por otra parte, el resultado del referéndum no era vinculante, ya que para iniciar el proceso de salida de la Unión Europea el Parlamento del Reino Unido tenía que derogar una serie de leyes, y la Cámara de los Comunes podía echar abajo cualquier iniciativa en este sentido.
Finalmente, el 29 de marzo de 2017, tras conseguir la aprobación del parlamento británico, el Reino Unido comunicó al presidente del Consejo de la UE su intención de abandonar la Unión, tal como establece el artículo 50 del Tratado de la UE.
Hasta aquí todo bien... y bastante democrático, pero qué podemos decir de quien hasta celebran un torneo de Rugby que llaman de las Seis Naciones y juegan las selecciones nacionales de Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Francia e Italia.
Sin embargo en nuestro país el fenómeno independentista tiene algunas particularidades, por ejemplo en realidad los principales partidos nacionalistas nunca han sido independentistas: Convergencia (ahora PDeCat), Unió, PNV, BNG... ¿cuál puede ser el motivo que les lleve a ocultar sus supuestas intenciones? CiU aparenta que siempre ha luchado por la independencia o al menos ese ha sido el mensaje que han lanzado siempre que les ha convenido, y en muchos momentos de la historia reciente de nuestro país han tenido el poder suficiente para haberlo planteado con claridad, tantas y tantas veces en las que Jordi Pujol ha tenido la llave de la gobernabilidad de España y realmente no dio ningún paso en ese sentido (ya vamos conociendo el sentido de sus pasos). La “independencia” ha sido usada solo como una amenaza, como un chantaje para indicar al Estado central que “o nos dais lo que queremos (más dinero y competencias) o nos declaramos soberanistas/independentistas y la liamos”.
La cuestión de la independencia se pone sobre la mesa en el 2012, cuando los políticos catalanes de los partidos que habían gobernado casi en las tres décadas precedentes empiezan a estar acusados de diversos delitos en relación a los dineros públicos y, en ese momento, logran cambiar el foco de atención al supuesto saqueo de Cataluña por la intransigencia del Estado español.
¿Qué sería en esos momentos de CiU sin la intransigencia del Estado? ¿Qué sería de CiU si Cataluña tuviera y pudiera usar como una nación su bandera, himno y todo eso como ocurre con Gales o Escocia? Pues nos atrevemos a aventurar que le pasaría lo que al UKIP: dejaría de ser necesario y los políticos y los votantes se pasarían a la izquierda o a la derecha o al centro, pero el hecho independentista dejaría de tener importancia.
Si, por ejemplo, en la Constitución Española se reconoce la existencia de “nacionalidades” desde el mismo artículo 2 ¿qué dificultad hay para que en el pasaporte de un catalán ponga que su nacionalidad es “catalana-española” o al revés?. Si se acepta oficialmente que es una nacionalidad ¿cómo es posible que a sus habitantes no se les permita el uso de esa palabra en sus propios documentos oficiales? Parece un trabalenguas jurídico españolista.
Cuentan que en la antigua Yugoslavia, Tito se enfrentaba a un problema parecido por las ansias nacionalistas de Serbios, Bosnios, Croatas, Montenegrinos... y optó por una solución peculiar: cualquier yugoslavo podía escoger su nacionalidad de referencia a pesar de haber nacido o vivir en otro territorio que el habitual de esa nacionalidad, es decir un Bosnio aunque hubiera nacido en Mostar podía inscribirse como Serbio... Podemos imaginar si esto ocurriera en Cataluña (u otras nacionalidades del Estado) ¿cuántos extremeños querrían ser catalanes y cuantos nacidos en Cataluña optarían por ser andaluces o vascos?, y por otra parte ¿cómo afectaría esto al censo en un posible referéndum...?
El derecho a solicitar un referéndum o a caminar hacia la autodeterminación es un derecho democrático inalienable de cualquier pueblo. Solo es cuestión de ponerse de acuerdo en los procedimientos a seguir y pactarlo. Así se ha hecho en Escocia con el RU, en Montreal con Canadá, etc. España no tiene porqué ser diferente.
Lo que se quiere hacer en Cataluña no ha ocurrido en ningún lugar del mundo, que sepamos: conseguir la independencia y separación del resto de un Estado pacíficamente y sin pactar. Esto es lo planteado hoy en Cataluña: separarse del resto del Estado pacíficamente y, si el Estado no nos deja, lo haremos de todas maneras. Pero ¿cómo se hace eso? Hay numerosos ejemplos de pueblos que se han hecho independientes pero con una larga guerra de por medio. O pacíficamente pactando la ruptura, como en Checoslovaquia, países de la extinguida URSS etc. Que nos lo expliquen, más allá de aplicar la política de la tensión y el chantaje permanente, frente a un Estado, digámoslo también, cerrado en banda porque le interesa también esa tensión permanente que desvía la atención de los problemas socioeconómicos.

La realidad palpable, hoy, es que el proceso soberanista actual no se puede separar de los procesos judiciales que muestran el saqueo permanente de lo público. Según los autos judiciales la familia Pujol ha robado más de mil millones de euros, que se dice pronto, presuntamente claro. Tanto Convergencia como Unió han sido condenados por corrupción, embargadas sus sedes, etc. No son presuntos han sido condenados en sentencia firme. Todo esto no se puede separar del proceso de que “y ahora exigimos un referéndum, lo vamos a hacer y si sale que sí nos vamos de España ya...”
Habría que recordar que en la “consulta” realizada en 2015 votaron el 38% de los inscritos en el supuesto censo (no existía), y además casi un 10% de estos no votaron a favor, no digo que votaron en contra pues las preguntas (eran 2) fueron lo suficientemente complejas como para no poder decirlo a ciencia cierta. En cualquier caso apenas un tercio de los posibles votantes refrendaron la propuesta de independencia de los organizadores. El hecho de que se vuelva a repetir algo parecido ahora abunda en que la independencia es una táctica de los nacionalistas para seguir en “el machito”.

CiU necesita de España para seguir existiendo, son las dos caras de una misma moneda, y podemos deducir que a CiU le interesa poco o nada la independencia de Cataluña pues perdería la razón de ser. Al fin y al cabo tienen suerte de tener a estos políticos en el gobierno central ¿o no es suerte? Como se ha comentado tantas veces se ponen de acuerdo en dar la bulla según le interese a uno o a otro.
Los que tenemos suficiente edad para haber sido luchadores antifranquistas y haber gritado hasta la saciedad “Libertad, Amnistía y Estatut de Autonomía” ni en la peor de las pesadillas pensábamos en una autonomía excluyente y corrupto-burguesa.
Y por último resulta cuando menos llamativo que en un momento en que todas las corporaciones económicas optan por la deslocalización y la economía sin fronteras, que les permita explotar personas y recursos por todo el mundo, obviando las leyes nacionales establecidas y optando por tratados que estos supuestos independentistas aceptan (TTIP, CETA,...), ellos sin embargo apuestan por hacerse cada vez más pequeños y aislados... pero bajo el poder de las corporaciones transnacionales. Seguramente si Cataluña o el País Vasco se independizan los podría comprar Microsoft... y pasaría a llamarse como las estaciones de metro durante una temporada en Madrid, sería Catalonia Apple.
Finalizar con una de esas frases que habitualmente se atribuyen a Unamuno, Churchill o Einstein... ”el nacionalismo se cura viajando”.
Antonio de Juana y Tomás Alberich



21 de junio de 2017

Villalba, capital de la exportación (de corruptos). La Púnica, Lezo, Manuel Moix... y Pedro Antonio Martín.

Collado Villalba parece que tiene mala racha. Desde hace varios años sale con cierta asiduidad en los medios de comunicación nacionales. Siempre con noticias negativas o penosas. Desde la detención del Alcalde del PP (2014) en la operación Púnica ha ido todo seguido. Poco después en el “examen” que Esperanza Aguirre sometía a sus aspirantes a las Alcaldías, a nuestra actual alcaldesa solo se le ocurrió decir sobre sí misma “que voy a decir yo, no voy a decir que soy un perro judío...”. Apareció en todos los medios. Tuvieron que pedir disculpas a la Embajada de Israel...
Últimamente las desgracias son múltiples y variadas. Recién están varios episodios violentos. El pasado mes Villalba salió en las televisiones por otro tema: la chapuza y desorganización del gobierno municipal hicieron que un castillo inflable dejado a su suerte, sin monitores, fuera ocupado por decenas de niños, provocando que se hundiera y causando varios heridos, en una actividad “organizada” por el propio Ayuntamiento.
Pero los casos de corrupción se llevan la palma. Se multiplican y se ceban con Villalba. La corrupción volvió a ocupar portadas con más fuerza. En la operación Lezo y alrededores aparece destacado un viejo conocido pepero del municipio, Pedro Antonio Martín Marín (PAMM) y, si esto no es bastante, a los pocos días el famoso chalet offshore de Moix nos golpea: la operación que acabó con la más que presunta corrupta carrera del fiscal anticorrupción es el chalet panameño de aquí mismo, en la urbanización Fontenebro.
PAMM y el Bigotes en la boda de la hija de Aznar
Qué tienen en común el recién defenestrado fiscal Moix y Pedro Antonio Martín Marín? Seguramente muchas más cosas de las que podemos imaginarnos, pero hay una que salta a la vista como ciudadanos villalbinos que somos y es que efectivamente los dos han tenido intereses inconfesables en Villalba. Seguramente muchos otros más de lo que aquí contamos. Por ejemplo no sabemos a ciencia cierta si Moix fue a la boda de la hija de Aznar pero no nos extrañaría... (sí, esa boda famosa en que todos los invitados están imputados por algo).
Otra de las cosas que tienen en común es la Operación Lezo: a ninguno de los dos les gusta que se haya puesto en marcha y a ninguno de los dos les gustaría estar implicados.
Manuel Moix es compañero de promoción de Juan Ignacio Santos Alonso, defensor del PP en muchas de las causas que tiene abiertas en este momento y Pedro Antonio también conoce en profundidad los entresijos del partido en Madrid.
Los dos tenían solares familiares en Villalba, uno al menos la conocida de Fontenebro y el otro en varias fincas. Tal vez la más importante de PAMM era la finca de La Venta (junto a la antigua N-VI), en la que logró una favorable recalificación y aumento de la edificabilidad a principios de la década pasada, gracias a pactos del PSOE con PP, quedando IU como único grupo que se opuso.
PAMM, el capo tapado
Acuerdos secretos, o no tanto, entre el PSOE y el PP para favorecer a Pedro Antonio, muy, muy amigo de la Portavoz de su partido en Villalba, Carmen Rodriguez, a la que estuvo agradecido por estas operaciones y apoyó desde Génova frente a otros que querían apartarla de su aspiración a la Alcaldía (que nunca consiguió). Antes, también habían intentado recalificar, con una densidad mucho mayor que la de su entorno, las fincas de Martín Marín en la carretera de Fontenebro (Charco de la Peña y Arroyo Arriba Norte), cosa que afortunadamente no logró .
PAMM es abogado, empresario y terrateniente, amigo de Ignacio González y de Esperanza Aguirre, que visitó en varias ocasiones ‘La Venta’ (según publicó el Faro del Noroeste), domicilio familiar por entonces de Martín Marín, finca ocupada actualmente por bloques de vivienda y diversas empresas comerciales, después de suculentas ventas.
Pedro Antonio fue concejal del Ayuntamiento villalbino en la primera legislatura democrática, presentándose por la UCD a la Alcaldía, elecciones que perdió (Su padre sí llegó a ser Alcalde de este municipio pero durante la dictadura). El futuro le hizo ver que no tenía que preocuparse. Siempre en segundo plano, no amigo de portadas, pese a ocupar todo tipo de cargos públicos.
Pedro Antonio Martín y el ex alcalde socialista de Collado Villalba, Carlos Julio López Jiménez, estuvieron casi 20 años como integrantes del Consejo Taurino de la Comunidad de Madrid, afición (que no el cargo) que también heredó el siguiente alcalde Psoe de Villalba, José Pablo González, promotor del túnel que arruinó las arcas municipales.
Pedro Antonio, como buen conocedor de los medios de comunicación, siempre que ha podido ha conseguido no aparecer en ellos, a sabiendas del riesgo que ello conlleva para un político poco transparente. Si tenemos que hacer caso de las conversaciones publicadas, de Ignacio González y su hermano, lleva cobrando comisiones por todo desde el principio de los tiempos, desde hace más de 20 años: ‘Pedro Antonio se llevaba por todas partes, o sea… vino también a decir que quería llevarse de… de los videomarcadores que habíamos puesto nosotros… porque es que quería llevarse también de… venía Elton John y también quería llevarse comisión” (El País, 17-05-17) (¿se acuerdan de la costosisima actuación del cantante en Villalba? pues eso).

Foto: Pilar Martín, una de las hijas de PAMM, esposa de Borja Sarasola (también imputado) y empleada del Canal de Isabel II. Todo queda en familia (los lazos de la operación Lezo son interminables, como las redes de PAMM).

Presuntamente cobraba hasta por la reventa de las entradas a los toros en la Plaza de las Ventas, pero no solo lo hacía a lo pequeño, también a lo grande. Porque imagínense cuanta comisión se puede arañar de la instalación de sillas de lujo en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, o de los canales de Hispasat (fue responsable de la firma pública de gestión de satélites Hispasat), o de las votaciones en el COI y otros organismos deportivos internacionales a los que perteneció y que según los hermanos González y alguna información más, se repartían las comisiones con los responsables de la FIFA y la UEFA.
Durante tiempo se le ha llamado el fontanero/bombero de José Maria Aznar, sustituyó a Miguel Ángel Rodríguez como Secretario de Estado de Comunicación. De todos es sabido que Miguel Ángel era (es) un bocas, y tenía una alta exposición a los medios. Sin embargo PAMM todo lo contrario, consiguió no aparecer casi nunca y esto le permitió hacer la tarea que le habían encomendado, de reestructurar el mapa de los medios de comunicación en España. La actual caverna mediática que impera en nuestro país se la debemos en gran parte a él, que fue colocando peones y dando prebendas (con la ayuda de los obispos) para poner y quitar directores, tanto en los medios públicos como en los privados.
También le nombraron Presidente de Admira Media (2.002/2005), empresa que gestionaba los intereses de Telefónica en los medios de comunicación, series, partidos de fútbol, etc... En ese intento se adivinó un compadreo sin precedentes, al observarse los curiosos saltos de empresa que dieron quienes habían ejercido cargos de responsabilidad en TVE, para integrarse en este tipo de entidades. Amigo de Rouco Varela, en marzo de 2017 Pedro Antonio ha sido nombrado presidente del Patronato de la Fundación Cope y es además consejero de la Cadena Cope y de 13Tv (Infovaticana.com). Suponemos que los obispos le han premiado por su larga y católica trayectoria. (Y en Villalba es casi un desconocido. Deberían de hacerle un homenaje).


Tener tanto trabajo no le impedía tener buenos momentos de ocio, como el famoso viaje que supuestamente realizó a Sudáfrica, en compañía de Ignacio González y Enrique Sánchez. Decimos supuestamente porque en realidad no ha podido presentar las facturas de los gastos y hay algunos malvados que apuntan a que en realidad lo pago IG con dinero público... pero también pudo ser Enrique Sánchez que casualmente es propietario de una empresa de seguridad con un montón de adjudicaciones públicas. Recientemente Cospedal (el Ministerio de Defensa) le ha adjudicado la seguridad de parte de sus instalaciones.
Respecto a su paso por el mundo del deporte, ha sido Secretario de Estado de Deportes (1.996/1.998 época de Aznar), Presidente de “Madrid, Deportes y Espectáculos” (2.005/2.013), Directivo del Real Madrid, Miembro del Comité Olímpico Español... y por todo esto le han concedido la Medalla al Mérito Olímpico del C.I.O., la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, aunque sinceramente no tenemos noticia de que practicara ningún deporte. A no ser que el maquiavelismo se convierta en disciplina olímpica... entonces sí se merecería una medalla. O quizás no y su única virtud es como la que le achacan al fiscal Moix, de estar siempre donde se le espera.
Antonio de Juana y Tomás Alberich
Fuentes: El País. El Faro del Guadarrama. Infovaticana. Estrella digital. El plural. http://www.comunicacion21. http://marconi.over-blog.es, https://www.diariocritico.com/ Escolar.net. PR noticias. Portal de transparencia de IFEMA
Este artículo es una ampliación del que ha sido publicado recientemente en:
http://aquienlasierra.es/2017/06/14/villalba-capital-exportadora-corruptos/

12 de mayo de 2017

Asociaciones, estructura interna y relaciones en el tejido social

Este artículo es continuación (nº 6) de los publicados a partir de del libro: Desde las Asociaciones de Vecinos al 15M y las mareas ciudadanas [breve historia de los movimientos sociales]. Editorial Dykinson. 2016. Es una revisión y actualización de lo publicado en un apartado del Capítulo 1.5.

Los elementos del tejido social de una comunidad concreta (sus personas, colectivos, activistas, líderes naturales…) se relacionan entre sí establemente, con conexiones y desconexiones que forman redes de relación. Estas relaciones son muy intensas en algunas zonas de la malla de la red social, mientras que son escasas, casi inexistentes en otras.
En el tejido asociativo, constituido por las organizaciones formales y que no se debe confundir con el anterior, las personas que participan en asociaciones lo hacen de diferentes formas y por diferentes causas, desarrollando diferentes “papeles”. En las asociaciones y organizaciones sociales habitualmente distinguimos entre “dirigentes” (de la Junta Directiva u otra denominación) y el resto (socios, voluntariado, etc.). Pero analizándolo con más detalle podemos distinguir tres tipos de participación:

1- El grupo dirigente, denominado “Grupo Animador Formal Ideologizado” (GAFI) según la terminología de Villasante, al que simplemente le llamaremos “Grupo Formal” (GF): personas que están en la entidad por motivos principalmente ideológicos (querer cambiar la sociedad, objetivos a largo plazo). En los años 70 y 80 del pasado siglo mayoritariamente eran personas con una ideología proveniente del comunismo, del socialismo o del cristianismo (cristianos de base). También, en las décadas siguientes, desde el feminismo y el ecologismo. Pero, ya desde los años noventa, también por nuevas ideologías o, mejor dicho, por nuevos marcos ideológicos de referencia. Estos “marcos” nos sirven para analizar e interpretar la realidad concreta y también han sido denominados o considerados como ideologías abiertas, flexibles, o de un nuevo sincretismo ideológico, como ha ocurrido con marcos ideológicos como el ecosocialismo o el ecofeminismo.

Así se ha impregnado ideológicamente a los nuevos movimientos de solidaridad internacional, el comunitarismo (que impulsa el desarrollo comunitario local), el pacifismo, movimientos pro derechos humanos, de defensa de las minorías y, posteriormente, por una nueva mezcla de éstas, como se da en los movimientos “antiglobalización”, altermundistas o por una justicia global. También en movimientos de defensa de las libertades individuales, como el LGTB, e incluso provenientes de ideologías neoliberales y religiosas que irrumpen creando nuevas entidades y nuevos movimientos sociales conservadores o reaccionarios, como los movimientos contra el derecho a la interrupción del embarazo, racistas, a favor de la pena de muerte, etc.
2- Los Sectores Activos (SA), formados por personas que les mueve a afiliarse intereses más inmediatos y en los que se mezclan la vocación de “líder natural”, con el tener conocimientos, “estudios”, tener principios o valores de solidaridad, ser una persona activa del micro-barrio o comunidad… “Sectores Informales Activos Comunicadores de Estereotipos (SIACE)” en la terminología de Villasante. También puede ser por tener un afán de protagonismo, por “querer figurar” o destacar, motivo para estar entre los SA o GF.
3- Y, finalmente, está el resto de las personas que sólo puntualmente participan en la asociación, estén afiliados a ella o no, y que denominamos Base Social (BS) o, de forma más amplia, Base Potencial, para referirnos a esa red de simpatizantes, amigos o vecinos que puntualmente pueden formar parte de la entidad o colaborar con ella. “Bases Informales con Potencialidad Social (BIPS)”, en Villasante.
El jugar un papel u otro en una organización es cambiante y depende de muchos factores. Cada persona interpreta diferentes personajes según las situaciones. También en las asociaciones: uno puede pertenecer al grupo formal de una asociación de vecinos y ser “base social” de un sindicato, al que sólo se liga por estar afiliado, aunque sus motivos de partida para afiliarse sean diferentes al que solo lo hace para obtener un servicio del sindicato.
Estas situaciones de interpretar diferentes papeles según el sitio en que se está son más comunes en las sociedades complejas, en el sistema democrático formal moderno, con una democracia predominante “de representación”, con elección de representantes que interpretan sus papeles como su propio nombre indica, y donde los mecanismos de democracia directa y participativa son minoritarios.
Del análisis realizado, en asociaciones de carácter local, se deduce que toda asociación formal está inmersa en un tejido social determinado, suele participar de hecho en un tejido asociativo de su territorio y, normalmente, está inscrita en una entidad coordinadora o federativa.
Estas tres diferentes formas de relacionarse tienen repercusión, de diferente manera, en su vida como entidad. Las tres esferas de relación (tejido social, tejido asociativo de un territorio y coordinación formal) pueden estar separadas o, por contra, entremezclarse o, incluso, entrar en confrontación unas con otras.
En el tejido social se establecen muy diferentes formas de relación: el grupo formal ideologizado (GF) suele ser una parte o casi coincidir con la junta directiva de la asociación, la más activa. El sector activo (SA) está formado por las personas de la Junta Directiva con menor objetivo ideológico y por los más activos de la asociación (grupos o equipos de trabajo, responsables de programas o secciones, activistas…).
También se utiliza, dentro de las entidades sociales, otras denominaciones para distinguir el grado de compromiso con la organización:
- dirigente (grupo formal),
- cuadro, activista, militante (sector activo),
- afiliado, cotizante, socio, “voluntariado” (base social),
- simpatizante (base potencial).
Cada uno de ellos, por las tareas que realiza, está formalmente incluido en el grupo que tiene más abajo. Los miembros del Grupo Formal son también cuadros de la asociación a la vez que todos son socios y voluntarios (aunque el término “voluntariado” se utilice a veces sólo para definir a los que no son socios, o a los que no tienen responsabilidades, lo que considero un error).
Estas personas, de GF, SA y Base, pueden además estar relacionadas entre sí por tres tipos diferentes de lazos: de amistad, familiares (de parentesco) y económicos, además de los ideológicos ya citados, que se entrecruzan, suplementan o chocan entre sí.
Así también se utiliza, dentro de las entidades sociales, otras denominaciones para distinguir el grado de compromiso con la organización:
- dirigente (grupo formal),
- cuadro, activista, militante (sector activo),
- afiliado/a, cotizante, socio/a, “voluntariado”, colaborador (base social),
- simpatizante, destinatario directo,... (base potencial).
Cada uno de ellos, por las tareas que realiza, está incluido en el grupo que tiene más abajo. Los miembros del Grupo Formal son también cuadros de la asociación a la vez que todos son socios y voluntarios. Aunque el término “voluntariado” se utilice a veces sólo para definir a personas que no están asociadas, o a los que no tienen responsabilidades internas (que yo considero un error).

Grupos internos en una asociación y papeles que desempeñan

GRUPO FORMAL




Estas personas, de GF, SA y Base de una asociación u organización social, pueden estar relacionadas entre sí por diferentes tipos de lazos. En las asociaciones de ámbito local concreto se crean redes por diferentes tipos de relación, especialmente de:

  • de amistad y vecinal;
  • familiares (de parentesco);
  • económicas,
  • culturales,
  • y las redes de carácter ideológico.
Todas se entrecruzan, suplementan o chocan entre sí. Cuando analicemos las evoluciones de las asociaciones en las diferentes décadas veremos que GF, SA y BS van cambiando su composición (por ejemplo los GF cada vez son menos numerosos) y que también han surgido conflictos internos en que se han mezclado las raíces político-ideológicas con las culturales, de amistad, etc.
Utilizamos en esta obra indistintamente el término comunidad de vecinos o barrio (o microbarrio, pueblo,...) para referirnos a unidades territoriales “naturales”, en el sentido de que sus habitantes tienen una percepción directa de su unidad, separada de otros por barreras urbanas, con hitos y puntos de referencia. Normalmente son unidades más pequeñas, de menos de 5.000 habitantes, que los barrios administrativos o distritos municipales de las grandes ciudades. Y es donde se han creado la mayoría de las asociaciones, con base territorial local, en las primeras décadas democráticas modernas: vecinales principalmente, pero también las culturales, juveniles, de madres y padres de alumnos/as (AMPAS), etc.




[En próximas entradas de este blog seguiremos publicando algunas partes significativas de esta obra. Las referencias bibliográficas completas figuran en el último capítulo del libro]